Unidades didácticas
La unidad didáctica es una forma de organización de la tarea que tiene como finalidad que los niños
conozcan un recorte significativo del ambiente.
Esta “organización didáctica posibilita que una parte del ambiente se convierta en objeto de indagación, en la cual hay elementos naturales y culturales en interjuego dinámico (personas, necesidades,
vínculos, materiales, objetos y recursos materiales, roles, trabajos, historias, formas de organización,
pautas culturales, etc.).
“El recorte del ambiente que se realiza, permite planificar un itinerario de diversas actividades para que en
ellas los niños avancen en sus conocimientos, aprendan más sobre ese contexto que el docente seleccionó”…
“En esta línea se convierten en recortes didácticos por ejemplo el correo, el jardín de infantes, la granja, el
kiosco de diarios y revistas, el periódico local, un museo, la sala de primeros auxilios, la sociedad de fomento,
la biblioteca, la plaza, los juegos y juguetes, la lancha almacén en las zonas del delta, la estación de trenes,
la Terminal de ómnibus, la fábrica de pastas, el taller de cerámica, la banda de música municipal, la librería,
el complejo deportivo de la localidad, una cooperativa productora de dulces, la feria de artesanos, etc. No se
trata de temas, sino que se selecciona un kiosco, una feria, una plaza determinados y específicos.”

En la decisión acerca de qué contextos seleccionar intervienen una serie de aspectos relacionados con
las características del grupo, sus conocimientos previos, su trayectoria escolar, las características de la
comunidad con la que se trabaja, las posibilidades institucionales.
“La Unidad didáctica se construye a partir de preguntas que orientarán los procesos de indagación.
El docente se plantea interrogantes que lo remitirán, en primera instancia, a la selección de los contenidos, los que a su vez guiarán el itinerario trazado. A lo largo del recorrido, los alumnos se irán apropiando de esas primeras preguntas problematizadoras y las vincularán con otras nuevas, en un ciclo de aproximaciones sucesivas para evitar estancarse en un simple enunciado o en una taxonomía de situaciones, sujetos y objetos. Por el contrario, es necesario que las intervenciones del docente inviten a establecer relaciones que den cuenta de la complejidad del mundo”

Para trabajar esos interrogantes, el docente selecciona únicamente aquellos contenidos que permitirán responderlos, ya que, en la unidad didáctica los contenidos asumen su función de “instrumentos” para el análisis de ese recorte. Por lo tanto no es necesario, ni posible, que se incluyan contenidos de todas las áreas, lo que implicaría realizar incorporaciones forzadas. La unidad didáctica no es una excusa para trabajar contenidos, ni es una ejemplificación para presentar los contenidos en situaciones que terminan siendo artificiales. Al emplear arbitrariamente los elementos del contexto para el desarrollo de
los contenidos, se convierte al ambiente en un mero recurso para el anclaje de nuevos conocimientos.

Las unidades didácticas trabajan con el contexto, lo que implica considerar el ambiente como objeto de conocimiento. “Esto no quiere decir que haya que fabricar una realidad infantil para que sea conocida por los niños, sino que el recorte contextual seleccionado sólo tiene sentido si se aborda desde situaciones concretas. El contexto social y cultural tiene sus particularidades en cada barrio, zona o región de la provincia y brinda oportunidades a los niños en su vida cotidiana, pero es responsabilidad de la escuela ampliar y enriquecer esas experiencias. Los niños en su interacción con la realidad, buscan respuestas que les permitan comprender el mundo que los rodea. Su práctica social cotidiana, las informaciones que reciben, van conformando una serie de conocimientos que se confrontarán, enriquecerán y profundizarán en la escuela

Es necesario realizar recortes, porque el ambiente como totalidad resulta inabarcable dada su complejidad y las
múltiples dimensiones que lo constituyen. Lo cercano y conocido para el pensamiento de los niños no necesariamente implica la cercanía espacial o temporal, pues los medios de comunicación ponen a los niños en contacto con informaciones y representaciones que trascienden la experiencia vivida en su entorno físico [...]”.
“En la definición de una unidad didáctica, es conveniente tener en cuenta:
• “Qué conocimientos tiene el docente sobre el recorte escogido y qué posibilidades tiene de ampliarlo para la enseñanza.
• “[...] Qué conocen los niños sobre [...] el contexto, que será nuestro punto de partida [...].
• “Qué conocimientos y experiencias sociales los niños no poseen, y no hay otras agencias socializadoras que puedan ofrecérselos salvo la escuela.
• “Qué conocimientos se espera que los niños de la sección se apropien, como manifestación de la
intencionalidad docente y en carácter igualitario”.
• Que no todas las propuestas de actividades que se realizan en el tiempo que dura una unidad didáctica deben responder a la misma; habrá juegos y actividades que aborden contenidos de las otras áreas no incluidos en la planificación de esa unidad didáctica.

UNIDAD DIDÁCTICA: EL MUSEO VIRTUALUna de las actividades que se puede realizar al no tener museo de arte en la localidad es presentar el mismo en forma virtual.Para esto podemos compartir con los niños videos como se muestra en este ejemplo: